És Andorra un país de moda per invertir i residir?

ded

​​La nostra companya Laura Camprubí explica a Funds People l'auge en xifres d'inversió estrangera i establiments de residències al país. Tot seguit transcrivim l'article original en castellà:

La tendencia de los últimos años es muy clara. La inversión extranjera en Andorra, así como el establecimiento de residencias por parte de ciudadanos de países vecinos, ha crecido notoriamente.

Según datos proporcionados por Actua, la agencia de promoción económica del Principado para el inversor nacional y extranjero que busca hacer nuevos negocios en Andorra, del 2012 al 2018 se formalizaron 510 millones de euros en Inversión Extranjera Directa, correspondientes casi en un 50% a inversores procedentes de España y un 30% de Francia, mientras que sólo durante 2019 se invirtieron 150 millones de euros en el país.

Vemos un crecimiento sustancial en este último año, en proporción a los seis años anteriores. Pero ¿cuál es el motivo de dicho crecimiento? ¿qué tiene Andorra que no tengan los países de alrededor? ¿qué les proporciona el país a los nuevos inversores/residentes?

Podríamos pensar que su sistema tributario resulta atractivo, afirmación que no es incorrecta, ya que, si comparamos la legislación fiscal del Principado con nuestros países vecinos, vemos grandes diferencias. Se podría empezar por los tipos impositivos aplicables, tanto a personas físicas como jurídicas, de un máximo de un 10%. Si a este punto le sumamos que Andorra no grava la mera tenencia de patrimonio, ya que no tiene Impuesto sobre el Patrimonio, y la ausencia del Impuesto sobre Sucesiones o Donaciones, hace que se potencie aún más el atractivo de inversores y grandes patrimonios.

No obstante, quedarse en este primer punto resultaría afirmar una obviedad que muchos de los lectores ya conocen. Andorra ofrece muchas otras ventajas. Empezando por su entorno natural y tranquilidad, siguiendo por una educación pública con tres sistemas diferentes y un índice de delincuencia de los más bajos del mundo.

Desde siempre, y ahora más que nunca, es presumible el sistema sanitario, el cual ha sido pionero en la gestión y control de la crisis sanitaria derivada de la COVID-19. Andorra ha sido un país ejemplar a nivel mundial en su buena gestión de la pandemia y por ser pionero en la realización de un doble cribaje a toda su población.

Si a esto le añadimos la inestabilidad política y económica de los países cercanos, la cual ha generado un cierto malestar entre la población con grandes capacidades financieras, aún se han dado más argumentos de peso para que se potencie la inversión en el país, en los últimos meses.

Se ha demostrado que Andorra es un país seguro en el que se puede confiar para establecer la residencia, invertir o llevar a cabo una actividad económica, disfrutando de todas las ventajas que conlleva establecerse en este pequeño territorio.

Es notorio y público que en los últimos años Andorra ha captado la atención de youtubers internacionales y deportistas de élite, sobre todo ciclistas, para establecer aquí su residencia y/o desarrollar sus actividades. Las razones, en estos casos, son múltiples, ya que podemos encontrar desde la posibilidad de contratar fibra óptica de alta velocidad en todo el país, estaciones de esquí para practicar deportes de invierno, su baja fiscalidad, un alto nivel de vida, etc.

Por todo ello, es un hecho que Andorra presenta una ventaja competitiva respecto a los países de su entorno y éste es el motivo del auge en las cifras de inversión extranjera y establecimientos de residencias en el país. En definitiva, los ciudadanos con patrimonio elevado o necesidades financieras importantes, buscan optimizar su situación financiera y fiscal para incrementar su patrimonio y diversificar el riesgo país.

Andorra se ha posicionado en un lugar privilegiado, en cuanto a captación de inversores y residentes, no obstante, hay que seguir trabajando. La adhesión al Fondo Monetario Internacional será un hito importante para que el rating otorgado por las agencias de calificación sea mejor y, en el ámbito financiero, será un país más solvente. No se debe frenar la homologación a normas internacionales, pero hay que tener siempre en mente legislar y apostar por un modelo competitivo como el que existe actualmente.

La banca andorrana ha captado este incremento de interés por parte de los inversores y algunos han adaptado sus servicios para dar respuesta. En el caso de Vall Banc, queremos ayudar a clientes y a no clientes que estén interesados en establecerse en Andorra, respondiendo al servicio de Wealth Management, con la finalidad de acompañarlos durante el proceso de inversión económica y/o financiera en el Principado, a través de nuestros especialistas y nuestra red de colaboradores externos.

Enllaç article Funds People