Esta sí es mi guerra

Funds people ignacio perea

Funds People publica en la revista mensual de juny un article interessant del director d'Inversions, Ignacio Perea, sobre com els criteris mediambientals entren en l'agenda corporativa.

 

El pots visitar en aquest link

 

Esta sí es mi guerra

Contrariamente a lo que gritaba Rambo en la película Acorralado, cada vez más accionistas quieren involucrarse de manera activa en la estrategia de las compañías.

Una parte creciente de la comunidad inversora, se está dando cuenta de que la exclusión de compañías en los procesos de inversión, raramente afecta al comportamiento empresarial y, además, reduce la diversificación.

Por ello, la respuesta es la implicación activa, que busca que los accionistas, a través de sus votos, influyan o induzcan un cambio estratégico o de política en una compañía.

Un ejemplo, sería la iniciativa Climate Action 100+ que aúna 52 billones en activos de 540 gestoras, e insta a cerca de 170 compañías a tomar medidas medioambientales de forma inmediata. No obstante, este lobby, no toma una posición formal, sino que señala resoluciones que considera relevantes para ser tenidas en cuenta.

Para ello, las gestoras de activos deberían tener, por un lado, una política de implicación donde se determinen las prioridades en términos de mercados, sectores o prácticas de negocio, así como la manera de impulsar dichas prioridades, ya sea con el diálogo directo o con el voto.

Por otro lado, una política de voto donde se determinen los principios generales, cuál es el universo de voto posible y se establezca la comunicación del mismo ex-ante y ex-post a los clientes.

Los retos ambientales y sociales están incrementando su importancia en la agenda corporativa, dado que los inversores entienden que una gestión efectiva de los riesgos derivados de la sostenibilidad es fundamental para la creación de valor a largo plazo.

Y, aviso a navegantes, un comportamiento pobre en temáticas sostenibles puede poner contra las cuerdas a cualquier consejo de administración. La colaboración entre accionistas, para los que ésta SI es su guerra, ya es un factor decisivo para el éxito de la agenda sostenible.

Categories
Recent posts
Notícies relacionades