Cómo combatir el miedo al riesgo, a perder y al arrepentimiento en la inversión bursátil

control del risc wealth mangement banca privada

Como hemos visto en anteriores post, las aversiones al riesgo, a las pérdidas y al arrepentimiento hacen de la inversión en Bolsa una actividad inusual. Las acciones presentan tanta volatilidad y diferentes opciones a escoger que el riesgo de perder en el corto plazo o no aprovechar buenas oportunidades es importante. Así que la mejor preparación de la que podemos disponer es saber de entrada que nuestra carrera como inversores en Bolsa va a estar plagada de obstáculos.

Hay dos aspectos fundamentales que siempre hemos de tener presentes. Primero tenemos que saber cómo somos realmente; cómo reaccionamos a las pérdidas temporales, cómo separamos la actividad de la pura inversión de un ejercicio que nos afecte al ego, cómo analizamos objetivamente la información que tenemos delante, etc.  Y segundo hay que mirar lo verdaderamente importante; el resultado global a largo plazo.

destacat 1 esp

Para conocerse mejor le invito que haga las siguientes reflexiones….

  • ¿Se considera un buen inversor por no vender una acción en la que está perdiendo?
  • ¿Conserva acciones en su cartera por miedo a que cuando venda suban de precio?
  • ¿Prefiere invertir en acciones que no tengan una volatilidad histórica demasiado elevada?.
  • Cuando ha comprado una acción, ¿ignora las noticias en relación con la empresa y las recomendaciones desfavorables a esa acción?.
  • Cuando ha conseguido una plusvalía rápida, ¿desea vender cuanto antes mejor?
  • Le gusta comprar más acciones a medida que baja el precio para promediar a la baja el precio de compra?
  • ¿Tiene en su cartera acciones que han perdido gran parte de su valor y que ya no hace seguimiento ni de los resultados ni la actualidad de la empresa?
  • ¿Se muestra reacio a leer la actualidad de una empresa tan pronto ha comprado sus acciones?. ¿Le pasa lo mismo con aquellos títulos que ha estado a punto de comprar, aunque al final no lo hizo?.

Si ha contestado afirmativamente a la mayor parte de estas preguntas, está usted demasiado condicionado por el miedo a perder, al riesgo y al arrepentimiento. Pero no se preocupe, le pasa a la gran mayoría de inversores y si sigue una serie de recomendaciones, puede minimizar su efecto

Para empezar, focalice su atención en la perspectiva de beneficios y no en las pérdidas ya que es el único criterio que tiene importancia para el inversor eficiente. Para ello tenga presente que su objetivo no es conseguir no perder dinero en ninguna operación, sino más bien conseguir el mejor resultado global.

Un factor importante es tener acceso al asesoramiento independiente de un profesional cualificado. Esta persona nos ayuda a coger distancia con estas emociones que nos juegan una mala pasada y nos da unas perspectiva adicional y objetiva para la correcta toma de decisiones.

Nunca olvide que existe un coste de oportunidad de conservar aquellos valores en los que está perdiendo. Ese dinero que tiene bloqueado en acciones que no paran de bajar no le permite hacer otras inversiones. Es cierto que con el tiempo se puede volver al equilibrio en una posición, pero aténgase a las consecuencias: la falta de ganancia respecto a las otras inversiones que podría haber realizado con este dinero paralizado.

destacat 2 ESP

Anótese de manera meticulosa los resultados de los títulos que conserva en cartera, la evolución de los títulos que ha vendido posterior a que se los haya quitado de encima, y el comportamiento de los de los títulos que le hubiera gustado comprar si hubiera tenido la liquidez suficiente. Esto le dará una perspectiva más amplia de si la decisión de invertir y desinvertir ha sido la más correcta.

Ser precavido es una buena opción a la hora de invertir, pero el exceso de celo a la hora de tomar riesgos y el miedo a tener pérdidas y arrepentirnos puede causarnos muchas malas decisiones.